7 consejos que tu bolsillo agradecerá a la hora de ahorrar combustible.

7 consejos que tu bolsillo agradecerá a la hora de ahorrar combustible.

11 / 100

7 consejos que tu bolsillo agradecerá a la hora de ahorrar combustible.

Hoy en día, lo mejor es ahorrar en todos los frentes, y si tienes un vehículo, unos simples hábitos pueden hacer que ahorres hasta un 34% de combustible.

  1. Afinación del motor. Un motor con todos sus servicios al día y bien afinado, puede mejorar el rendimiento hasta un 4%
  2. Acelerar lentamente. Cuando enciendes el vehículo, no necesitas llevar a fondo el acelerador para que las revoluciones suban en el velocímetro. Si su carro está equipado con una transmisión manual, cambie de marcha cuando la aguja del tacómetro esté entre 3.000 y 4.000 rpm, y luego cambia a una marcha superior. Si tienes una transmisión automática, pise el pedal del acelerador con suavidad y constancia y deja que la transmisión haga los cambios. Esto suele ocurrir también entre los 3.000 y los 4.000 rpm, y una vez que hayas alcanzado tu velocidad adecuada, mantenla constante. Pronto verás que el combustible está optimizado.
  3. Evita el sobrecalentamiento. Hace muchos años, era habitual arrancar el vehículo y acelerar a fondo cuando estaba aparcado para dejar que el motor se calentara, lo que no sólo era una molestia para los vecinos, sino que se convertía en una notoria fuente de contaminación, por no hablar del coste del combustible. Hoy, gracias al perfeccionamiento de los motores, cuando arrancamos el carro normalmente, el sistema lleva discretamente el motor a la temperatura adecuada y no tarda más de 10 o 15 segundos. Si este es tu caso, deja que el vehículo lo haga por ti.
  4. Cuidado con el aire acondicionado. En épocas de frío, utilizamos más el aire acondicionado para alcanzar la temperatura ideal, pero no se trata de convertir tu coche en un congelador. Sin embargo, si es al revés y vas a la playa o a algún lugar cálido, puedes refrescarte bajando un poco las ventanillas para que entre el aire fresco. Ahora bien, si no te queda más remedio y tienes que encender la calefacción, te recomendamos que lo hagas con prudencia, y si tienes aire acondicionado digital, que lo pongas entre 21 y 24 grados. Si está conduciendo por la carretera, es mejor no bajar por completo las ventanillas, ya que provocará una resistencia que hará que el motor funcione y consuma más combustible.
  5. No te lleves demasiadas cosas. Como decía nuestra abuela «todo cabe en un frasco si se sabe meter», pero en el caso de tu vehículo, no es necesario convertirlo en un «carro sardina» porque cuanto más peso lleves, más combustible gastarás. Cuando salgas de viaje, lleva sólo lo necesario en tu equipaje, y si te llevas a tus amigos o familiares, procura no superar la capacidad máxima de pasajeros; de lo contrario, no sólo gastarás más combustible, sino que también puedes ser multado.
  6. Revisa periódicamente la presión de los neumáticos. Al rededor de un 20% de gasolina es conducida por la resistencia al rodamiento de las llantas. La baja resistencia al rodamiento, es la capacidad con la que un noemático es capaz de rodar sobre el pavimento sin generar demasiada fricción.
  7. Revisa el filtro de aire. Uno de cada cuatro vehículos necesita reemplazar el filtro de aire. Mantenerlo limpio y en condiciones puede suponer hasta un 10% de ahorro.

Tambien puedes utilizar aplicaciones de tráfico que te dan consejos sobre qué rutas tomar para llegar más rápido a tu destino y evitar el tráfico pesado que suele ser cruel con el combustible de tu carro. Antes de salir, comprueba el estado del tráfico y si hay cierres o marchas que puedan afectar a tu ruta.

Encuentra el automóvil adecuado para ti, anunciado en Vennty.

Visita el blog de vennty.com para obtener más consejos sobre el mantenimiento de tu vehiculó.

leave your comment

Top